Reflexión sobre ‘la protección laboral para un periodismo de calidad’

Estándar

El análisis de los condicionantes del trabajo periodístico –formación, establecimiento de valores y rutinas de trabajo, mecanismos de acceso al oficio,  etc– hace difícil considerarlo como una profesión consolidada (Ortega y Humanes, 2000; García de Cortázar y García de León, 2000, García de Madariaga, 2004). Durante décadas el periodista y su equipo de trabajo pasaron por constituir una profesión impulsada por el desarrollo industrial de la empresa periodística y el asentamiento de la comunicación de masas, que hacía de su principal agente una figura exclusiva y excluyente frente a la sociedad a la que servía. El periodista surgido de la revolución industrial hacía gala de sus atributos profesionales, encabezados por la objetividad informativa y la vigilancia del poder, en virtud de la diversidad del panorama informativo propio de las democracias. La ausencia de normas claras que rigieran el funcionamiento de su actividad no suponía ningún problema para que ésta se percibiera como una profesión liberal. Sin embargo, su endeblez normativa no pudo evitar que este barniz pseudo-profesional se empezara a disolver como un azucarillo ante los primeros embates de la globalización. La desregulación de los mercados y la creciente concentración empresarial han ido debilitando el sostén de la profesionalidad del periodista: tanto la objetividad como la vigilancia del poder de los medios de comunicación pierden valor en un escenario cada vez más sometido a los dictados de la racionalidad comercial y que convierte a las redacciones en cadenas de montaje, y a la mayoría de los informadores en meros difusores de contenidos –confeccionados cada vez más desde fuera de las redacciones–  que “copian”, “pegan” y apenas retocan (Canel y Sánchez-Aranda, 1999; Ramonet, 2000).

kapuscinskiEl deterioro degenerativo de la actividad periodística se ve acompañado, no por casualidad, de una constante reducción en su cotización en el mercado laboral. La galopante precarización del trabajo periodístico está alcanzando unas cotas que aquellos que un día se llamaron “periodistas de raza” no podían ni siquiera imaginar. Basta con echar un vistazo a las ofertas de trabajo, con la que el comunicador ni siquiera puede soñar con ser “mileurista”, al que le piden que sea capaz de realizar todo el proceso por el que pasa la noticia, que tenga conocimientos informáticos, idiomas y total disponibilidad para la empresa.

Para los estudiantes de periodismo el panorama es aún peor. La inexperiencia y el primer empleo, lo que antes servía para avanzar, para ir aprendiendo de la “vieja escuela” desde los escalones más bajos de la redacción, es ahora un argumento por parte de las empresas para ofrecer sus prácticas o becas de trabajo. Este tipo de contratación debería ser, en principio, una herramienta para que el estudiante aprendiera al lado de otro periodista los mecanismos de la profesión. Sin embargo, las prácticas y becas son utilizadas como contratos de verano por parte de las empresas para sustituir a los periodistas que se van de vacaciones o, simplemente para cubrir puestos de trabajo pagando una remuneración menor. El ahorro para la empresa es considerable si se tiene en cuenta que estos becarios tienen casi la misma productividad y las mismas responsabilidades que un periodista. Durante tres, seis o nueve meses, los estudiantes tienen la posibilidad de estar en un medio por el módico sueldo de 300 euros. E incluso renuevan en las mismas condiciones si se les ofrece la posibilidad. Dicha cantidad se ha convertido en un estándar no pactado formalmente, pero que se encuentra en el inconsciente colectivo empresarial de la comunicación.

Si quieres leer más sobre este interesantísimo artículo elaborado por José María de Madariaga y Miriam Meda, pincha en los siguientes enlaces.

Estatuto_del_Periodista_Profesional_proteccion_laboral_para_un_periodismo_de_calidad

http://www.geac.es/moodle/file.php/8/Estatuto_del_Periodista_Profesional_proteccion_laboral_para_un_periodismo_de_calidad.doc

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s